Vous êtes surDescubrir GuétharyPatrimonioEl puerto

El puerto

Desde la Edad Media, los puertos de la costa vasca son reputados por la caza de la ballena. El blason del municipio de Getaria que representa un vigilante sobre un promontorio y una chalupa de cazadores arponeando una ballena, recuerda dignamente esa tradición secular.

La captura de una ballena es una ganga economica considerable: la piel es un alimento importante, la grasa sirve para fabricar aceite de iluminacion y jabon, el esqueleto se utiliza para las vallas, los armazones y los asientos de las casas, la barba sirve para hacer las varillas de los paraguas o de los corsé. La lengua, tierna y deliciosa, era reservada para las personas importantes o famosas.

A partir del siglo XIV, la rarefacción de los cetaceos en el golfo de Gascoña hace que los equipajes vascos se van al Canada y a Tierra Nueva donde se desarrolla al mismo tiempo la pesca del bacalao. Pero las largas y duras campañas vencen los cazadores de ballena y los pescaderos de bacalao. Al final del siglo XVIII, los marineros vascos desarrollan asi la pesca costera. Atun, sardinas y langostas son muy abundantes. El apogeo del puerto se hace en los años 1920: ¡cada pescador pescaba 15 a 20 langostas al dia!

En la entrada del puerto, el basco “Annie” os revelara sus secretos y os contara en detalle la historia del puerto y de sus cazadores de ballenas.
El dique data del año 1891 mientras que el espigon fue construido en 1936 por los desempleados de la region.

En el año 1925, el primer motor, de la marca Dion-Bouton, equipa la “Caroline”, que conserva sus velas y sus remos porque la confianza en el motor queda limitada.
Hoy en dia, el puerto abrioga una veintena de bascos colorados y solidamente amarrados a los 29 eslabones de la cala. Esos botes se utilizan sobre todo para la pesca de ocio: chipirones, langostas, merluzas…

 


Visita virtual del puerto de Guéthary